La Gran Cita (26)


Dejó pasar a Fideas, un increible ser sobrenatural de 2 metros de altura que montaba un grifo realmente grande, este grifo tenía el nombre de Eross, por si solo era una criatura bondadosa y muy humilde pero estando en las manos de Fideas todas estas características cambiarían.

A Josan no le recibió la emperatriz pero aún no sabían donde estaba ella, si ella no les abrió no fue por que no quisiera si no por que no se encontraba en su castillo.

Fuera del Castillo la emperatriz se encontraba en una fuerte discuta con Fideas y su criatura, Fideas pedía todo el mundo ilusión, la emperatriz por supuesto se negaba, así que este primero le ofreció un trato, la emperatriz elegiría a uno de  sus  luchadores para luchar contra Fidias, tendrían una semana para reunirse.

Josan se enteró de esto y pensó en que si Viktor estuviese aquí seguro vencían a Fideas. Esto no podía ocurrir.

Durante esa semana la emperatriz estuvo buscando un caballero en condiciones, pero no había suerte, tres días antes de la gran cita vio a Josan entrenarse con el guardián en una batalla a espada, la emperatriz se quedó impresionada por la destreza de Josan y esta lo eligió como caballero en la gran cita, a Josan ya solo le faltaba una criatura …

Justo cuando iba a comenzar la lucha hubo un destello de luz en este mundo, y apareció un hombre montado en un caballo volador

– ¡ Es Viktor !

– Pues claro, no te pensarías que te iba a dejar tirado ¿ no ?

Viktor sería el caballero de la emperatriz …

Cuando comenzó la batalla, Viktor propuso que dejasen los monstruos y Fidias no aceptó.

Fidias como no conocía a este guerrero no quería jugársela dejando en el suelo a su grifo con el que tantas batallas había ganado…

La emperatriz temblorosa atendía a la batalla.

¿Quién ganaría?

Anuncios