El secreto se va desvelando (18)


Al día siguiente era viernes, quedaron todos los amigos por la tarde para elegir el traje de carnavales y conseguir por fin la casina para pasar el invierno. Se pusieron de acuerdo que el traje que tocaba este año sería de plátano, entonces Lucio con algunos amigos se fueron a casa de Mendo, ya que no había podido salir porque le dolían los pies y encargaron los 25 trajes por Internet. Los demás se fueron a pagar la fianza y después a visitar la nueva casina. Todos se quedaron impresionados porque la casina tenía luz, agua y unas buenas instalaciones, donde alguno pensó en quedarse allí a vivir. Después todos se fueron y quedaron por la noche.

Los “primeros” en entrar por la noche en la casina fueron Lucio y Mendo. Al abrir la puerta vieron sombras y escucharon un ruido de dos personas saliendo a correr, pero por suerte se escaparon. Se fijaron que en la habitación la cama estaba toda deshecha. Lucio que es más especialista en averiguaciones, empezó a ver si veía alguna pista de quienes eran, pero entonces se fijó que debajo de la almohada había una pulsera donde ponía Agustín y por detrás una fecha (31-12-2011). Mendo empezó a pensar y pensar, y se dio cuenta de que esa pulsera la había visto antes en algún sitio, pero la gran duda era ¿dónde? Al poco rato se presenta Raúl, Lucio se fija que no llevaba la esclava puesta. Entonces piensa que si es coincidencia o había sido el que había salido corriendo con otro chico antes. Después más tarde se presentan todos los demás y empiezan a hablar sobre todos los planes que iban ha hacer en los carnavales, ya que eran varios días de fiestas e iban a ser unos días donde sucederían muchas cosas, y sobre todo donde Raúl le presentaría su nueva pareja a los amigos.