Raúl defiende a Pedro (4)


Tras el espectáculo del autobús, Pedro entró al colegio, donde vio a Raúl solo, sentado en un banco y esperándolo. Raúl que sabía lo de los deberes de Juan le preguntó que si los había hecho y que si todo estaba bien, y Pedro le empezó a contar la historia del autobús. Mientras Raúl se sorprendía de la historia del bus, apareció Juan con todos sus amigos diciendo a Pedro:

-Muy bien por no haber contado nada, era lo mejor que podías hacer (le decía a Pedro mientras se escuchaban las carcajadas de sus amigos).

-Por que no dejas de meterte con la gente y hacerte el chulo y te dedicas a hacer algo de provecho para el mundo…

Estas palabras de Raúl dejaron sorprendidos a todos, incluso a Pedro, ya que nadie nunca había dado la cara por él. Juan al escuchar esto, y ver como quedaba mal ante sus amigos decidió darle un puñetazo. En todo el jaleo, a Pedro que seguía sentado sin saber que hacer le empezaron a llover golpes de Juan y de sus amigos también. Entre tanta pelea y golpes, empezó a formarse el mogollón a su alrededor, hasta que llegaron varios profesores y disolvieron la pelea, llevándolos a la sala del director.

Con todos los chicos allí, empezaron a preguntar a que se debía esa pelea, y Juan y sus amigos decían que Raúl había empezado todo, por meterse con Juan, mientras que Raúl decía que el solo defendía a Pedro, pero los nervios de este eran tales, que ni siquiera podía abrir la boca. Al final, los profesores  decidieron no darle importancia, y pensar que simplemente había sido una pelea de críos.

A la salida mientras Raúl se despedía de Pedro le dijo que lo mejor era plantar cara como habían hecho hoy, que nadie debe reírse de nosotros, y que el siempre estará ahí. (…)