Un buen día (14)

niños

El lunes de esa semana, cuando Pedro y Raúl llegaron al instituto vieron a Juan con sus amigos, pero estos no les dijeron nada, es más ni siquiera los miraron, parecía que habían escarmentado e iban a dejar de meterse con Pedro, en el recreo, estuvieron todos los de clase jugando al fútbol, y aunque a Pedro le tocó ponerse de portero, se sintió muy integrado y bastante bien, porque los amigos de Juan incluso se reían con él, con su forma de parar los balones.

Después del partido, todos juntos volvieron a clase, pero Juan empezó a enfadarse, porque sus amigos se llevaban de repente demasiado bien con Pedro. Juan se acercó a uno de sus amigos y le contó lo que estaba planeando y cuando todos sus amigos se enteraron no dudaron en volver a ignorar a Pedro y escuchar a Juan.

Pedro notó algo cuando dejaron de hablarle tan de repente pero no le dio importancia, ya que él estaba contento con que no se metieran con él. Cuando sonó el timbre Pedro salió y como siempre, se fue a casa con Raúl. En el camino Pedro le contaba como los amigos de Juan habían dejado de hablarle de repente, y que pensaba que al día siguiente le harían una trastada.

A la mañana siguiente, como Pedro esperaba, le llegó su trastada pero no pensaba que sería tan mala (…).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: