La mochila rota (20)


Y entonces Raúl contestó diciéndole que ya ni Juan ni nadie se meterían con él, pero que él ya no sería su amigo, como Pedro prefirió a Irene, Raúl se fue con Juan, estos últimos, hicieron muy buenas migas, tanto que un día en el recreo jugando al fútbol, Juan dijo a Raúl que le tirara un pelotazo y este lo hizo.

Pedro se sentía tan mal consigo mismo que llamo a Irene para poder hablar y desahogarse, le contó que Raúl le había dejado de lado por estar todo el tiempo con ella. Irene que se sentía culpable por lo que había pasado con Pedro y Raúl, decidió hablar con Raúl, y contarle que Pedro lo estaba pasando muy mal con la discusión de ambos, Raúl le dijo que no querría ser más su amigo, porque cuando Pedro estuvo solo, Juan estuvo allí para ayudarle pero ahora que ha encontrado a otra, no quiere cuentas con él, y eso no le gusto.

mochila

Irene intentaba animarle todos los días, y que pendiente de ella, no echara a Raúl en falta, pero no lo conseguía, porque todo en el instituto le recordaba a Raúl, a cuando eran amigos inseparables, y no les importaba que hacer por el otro, más que amigos eran hermanos.

Cuando al pasar dos o tres días Juan y sus amigos rompieron la mochila de Pedro, a este se le venia el mundo encima, pensaba que esto era cosa de Raúl, pero no era así, su amigo Raúl se acababa de enterar de lo sucedido e inmediatamente se dirigió…

Fuentes: Imagen