La reconciliación (21).


Se dirigió a Juan para que le diera explicaciones porque eso no era lo acordado, dijeron que les dejarían en paz y no se meterían más con él. Este último gesto de Juan no le gustó para nada a Raúl y enseguida le dio cuatro voces  éste. Pedro no sólo tuvo que comprar una mochila nueva, sino que dentro de ella tenía un collar de gran valor qué le regaló su abuela antes de

25b1

morir para que le diera suerte en los exámenes, y al estar rota se le cayó al suelo y cuando vio que no estaba se cogió un buen sofocón. Entonces fue cuando Irene, junto a sus amigas, que le hicieron el favor de ayudarle, se pusieron a buscarlo rincón por rincón del instituto hasta que la encontraran pero no dieron con él. Mientras que ellas buscaban el collar, Raúl se acercó a hablar con Pedro para intentar aclarar lo sucedido e intentar arreglar las cosas y que volvieran a ser amigos de nuevo. Después de hablar todo decidieron volver a llevarse bien pero con la condición de que Pedro no le dejara de lado todo el tiempo por Irene, que podía estar un rato con ella y otro rato con él o con los dos a la vez que Raúl quería llevarse bien con ella también. Pedro le dijo que así sería y también le pidió perdón por haber dudado de él y por haberle dejado de lado después de todo lo que éste había hecho por él. Después de terminar de hablar apareció Irene y les dijo que no habían sido capaces de encontrar el collar, y al ver lo triste que se puso Pedro decidieron quedar por la tarde los dos con él para ir al cine y así lo animaban, y también habían decidido poner un poco de dinero cada uno de sus ahorros para comprarle un collar nuevo.

FUENTES:  imagen