El comienzo del gran viaje (2)

Locomotora de vaporYa estaba anocheciendo y Jacome estaba terminando de preparar las maletas, ya que por la mañana debía estar preparado porque debía ser muy puntual, como le dijo Jack.

-Hijo, ya está la cena en la mesa. Dijo su madre.

-Enseguida voy madre que estoy terminando de preparar las maletas- Contestó Jacome rápidamente.

Cuando Jacome llegó al comedor se podía notar el silencio y las caras de preocupación de su familia por la decisión de Jacome.

-Vamos madre anímate que a partir de ahora vais a vivir mucho mejor-Dijo Jacome con la intención de consolar a su madre.

-No me importa como vivamos yo prefiero que estemos todos juntos, ¿Quién sabe lo por  lo que te harán pasar allí?-Dijo su madre

-Por eso no os preocupéis os escribiré a menudo y os mandare algo del dinero que vaya ganando-Contestó Jacome.

Tras aquel día tan intenso, Jacome se fue a dormir bastante nervioso porque aunque parecía que quería marcharse, en el fondo él quería quedarse con su familia, pero él sabia que la ayudaría más si se iba ya que tras la muerte de su padre cada vez les costaba más salir adelante.

Al despertarse Jacome se despidió de su madre y de sus hermanas y partió hacia la estación con la maleta a cuestas. Al llegar a la estación le estaba esperando Jack.

-Has sido bastante puntual como te dije chico, me parece que vas a encajar muy bien allá a donde vamos. Toma aquí tienes tu billete.-Le dijo Jack con media sonrisa en la cara.

-Gracias señor, no podía esperar más tiempo en casa, no quería que la despedida fuera más dura.-Le contesto Jacome mirando hacia el suelo.

Justo cuando Jacome termino de hablar se podía oír a lo lejos el traqueteo de las ruedas del tren que se acercaba a la estación. Cuando el tren paró Jacome echó un vistazo a la estación y a lo que veía de París desde ahí, porque probablemente no lo volvería a ver en mucho tiempo.

El tren había llegado y los revisores cogían el billete conforme iban entrando en el tren.

-Vamos chico he reservado unos compartimentos muy cómodos.-Dijo Jack haciendo una señal para que se dirigiese hacia ellos.

Al llegar Jacome dejó la maleta en el suelo y se tumbó en uno de los asientos.

-Chaval pareces cansado, esto de madrugar no es lo tuyo ¡eh!-Dijo Jack riéndose.

-No señor, es que apenas he pegado ojo en toda la noche pensando en todo lo que dejo atrás.-Respondió Jacome un poco triste.

-Vamos chico duerme un rato, seguro que cuando despiertes ya hemos llegado, aunque todavía nos espera un largo viaje en barco.

FUENTES: IMAGEN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: