Li Ching Yuen


Li ching yuen nació en 1677 y murió en 1933, aunque parezca mentira este hombre vivió durante 256 años. Entre las pruebas que verifican esto se encuentra unos papeles de identidad, en concreto  los registros imperiales del gobierno de china que tenía un amigo suyo, al cual le felicitaron por los 150 y 200 años. Muchos expertos en la materia autentifican este documento a la edad correspondida al texto. También muchos ancianos del barrio de Li afirman que sus abuelos cuando eran niños ya lo conocían como un adulto. Es un extraño caso, que aunque verificado por expertos de gran renombre es difícil de creer ya que es naturalmente imposible. Se trataría del ser humano más viejo que haya existido.

Li, desde niño aprendió artes marciales y se dedicó a recolectar hierbas medicinales. De joven  comenzó su ascética practica de alquimia interna (esta practica consiste en ingerir los alimentos y después hacer ejercicios para que se mezclen bien) y mantuvo una complexión fuerte y ágil. Desde su infancia comenzó a  aprender de los métodos de la longevidad que eran sobrevivir con una dieta de hierbas, vino de arroz y mantenerse constantemente en forma. A los 130 años un ermitaño le enseño Baguazhang, un método de respiración que prolongaba la vida. En 1927, con 250 años Li ching yuen visito un palacio de un general que estaba muy interesado por su fuente de juventud, y se hizo la única foto que se a tomado de él. En su muerte, 1933 salió en un articulo en New york time, en el cual se dió a conocer al mundo y falleció por causas naturales.

FUENTES: texto e imagen