El susto de Jacome (3)


tren

Jacome no podía dormir en el tren. Era algo novedoso para él y no podía dejar de pensar en su familia y en lo mucho que los echaba de menos. Jack se percató de que Jacome no se encontraba feliz.

-Jacome, ¿estás seguro de tu elección?. No te veo muy convencido y sería de mi agrado saber que es lo que piensas.-dijo Jack

-No se preocupe Jack me encuentro perfectamente solo que es algo novedoso para mí viajar en tren, salir de París y dejar a mi familia atrás.-contesto rápidamente Jacome.

-De acuerdo Jacome pero deberías descansar un poco y así ya verás como el viaje se te pasa enseguida-. dijo Jack.

Jacome siguiendo el consejo de Jack trató de dormirse pero le resultaba imposible ya fuera por la incomodidad de los asientos o por no parar de pensar en su familia.

Jacome escuchó un gran estruendo que salía de la sala de máquinas. Al ver que nadie iba a ver que ocurría se levantó de su asiento y fue a la sala a comprobar que había ocurrido. Parecía que todo estaba correcto, pero al darse la vuelta para salir de la sala de máquinas se fijó en un pequeño artefacto que tenía aspecto de ser dinamita. Jacome asustado empezó a gritar y a alertar a los pasajeros pero era demasiado tarde todos los pasajeros menos su amigo Jack estaban amordazados.

-Jack ayúdame a liberar a los pasajeros rápido.-dijo Jacome.

-De ninguna manera amigo creo que tú serás el nuevo preso y mi mayor aliado para conseguir el atraco de oro más grande de América.-dijo Jack.- Piénsalo Jacome, tu y yo bañándonos en monedas y lingotes de oro. Nada ni nadie nos podría detener.-continuó Jack.

-De ninguna marera consentiré que le hagas eso a mi patria.-dijo un pasajero que se encontraba en el servicio.-morirás antes.

El pasajero corrió hacia Jack pero este con suma facilidad esquivó el golpe y le dio un navajazo en el cuello. Jacome aterrado se lanzó sobre Jack pero este sacó un fusil y le disparó en el corazón.

Justo en ese momento sonó la bocina del tren mientras este se detenía poco a poco.

-Jacome, Jacome amigo despierta debes de estar teniendo una pesadilla porque estas sudando.-dijo Jack.-mira por la ventana ya hemos llegado a Cádiz ahora nos espera un largo viaje en barco para llegar a nuestro destino espero que pases mejor viaje amigo.-continuó Jack mientras se levantaba de su asiento y le daba el equipaje a Jacome.

IMAGEN