Cádiz permanece escondida (4)


Al llegar a Cádiz y sin dejar de pensar que aun quedaba un largo camino hasta su verdadero destino, Jacome y su amigo Jack bajan de aquel maldito tren que a Jacome le ha dejado tan malas sensaciones de su primer viaje en este tipo de transporte. Los dos deciden dar un paseo por la maravillosa ciudad de Cádiz y dejar asombrarse por sus maravillosos monumentos y calles hasta que salga su barco, pero al bajarse del tren no ven a nadie todas las calles son sombrías y en el aire se mueve una tensión un poco molesta, deciden ir a la plaza principal.

-Querido amigo Jack no he viajado mucho pero esta ciudad me parece que es un poco sombría no hemos visto a nadie en 3 kilómetros que hemos recorrido desde la estación de tren hasta esta enorme plaza.

Plaza

-Tienes razón Jacome esto también me parece un poco raro, creo que detrás de todo esto hay algún motivo por lo que estas calles que habitualmente están llenas de gente ahora son sombrías y penumbrosas, creo que deberíamos preguntar en alguna casa para saber que pasa.

Al fijarse en las casas los dos quedan un tanto boquiabiertos al ver que algunas casas están destrozadas, otras abandonadas o ocupadas por gente pero que no se deciden a abrirles todo aquello parecía un poco sospechoso.

-Jacome no entiendo nada de lo que están viendo mis ojos yo pensaba que esta era una ciudad poblada y ahora me encuentro con que parece una ciudad fantasma. No lo entiendo.

-Jack vámonos de aquí vayamos al puerto ya casi es la hora y todo esto parace un poco sospechoso. Mejor dejar de pensar en todo esto y vamos a hacer nuestro verdadero viaje seguro que nos olvidamos de todo esto.

Imagen

Anuncios