Un viaje, un destino(11).

Jacome había salido del despacho acompañado por el señor de chaqueta negra que custodiaba la puerta donde su amigo Jack, y su nuevo conocido, estaban manteniendo una discusión.

– Chaval, ¿Qué haces en un lugar como este si aún no tienes apenas los 18 años? – Dijo el señor de chaqueta negra con expresión de curiosidad.

– Estuve a los servicios de Jack en París, donde decidió, no se por qué razón, traerme consigo hasta aquí, me prometió trabajo y decidí acompañarle sin pensarlo 2 veces.

En ese mismo instante, cuando Jacome aún estaba terminando de hablar, Jack salió presuroso del despacho del señor Tancredi, articuló una serie de gestos con las manos para indicar a Jacome que le acompañase fuera del almacén.

– Muy bien Jacome – dijo jack – Don Tancredi finalmente ha decidido permitir que trabajes a mi lado, claro que también me ha dicho que si llegases a causar algún problema yo sería el responsable y Dios sabe que me podría pasar.

– Ya basta Jack, quiero que me expliques aquí y ahora todo esto que está pasando, ¿Para qué me traes a América?¿Por qué tanto secretismo? ¡Necesito saberlo todo ya! – exclamó Jacome con tono enojado –

– Bien Jacome, te prometo que en cuanto lleguemos a la suite del hotel en la que nos hospedaremos esta noche te lo contaré todo.

Era más de media noche, reinaba el silencio por las calles, la luz de las farolas se difuminaba con la niebla espesa que besaba el suelo de alquitrán negro como la pez, hacía frío y tanto Jacome como Jack estaban cansados,  se podía advertir el cansancio de Jacome incluso en su forma de andar, sí, estaba muy cansado, pero lo que más le fatigaba a Jacome era la permanente duda que le corroía por dentro desde que salió de París, ¿Por qué Jack se ha interesado en mi?.

Acababan de entrar al hotel y llegado a la suite,como siempre, el lujo de aquella habitación era igual o superior a la de las demás.

– Bien Jack, ya estamos aquí, cuéntamelo todo por favor, no aguanto más -Dijo Jacome sentado en una de las impresionantes sillas de la suite, de color rojo y estructura metálica bañada en oro.

– Está bien chico – Dijo Jack como siempre para referirse a Jacome – Don Tancredi es el jefe de una gran organización, o asociación , en la cual todos tenemos intereses económico parecidos y donde la gran mayoría tiene relación familiar con los demás

 miembros. Esta asociación, es como una familia para nosotros, es más, es una gran familia, y haríamos cualquier cosa por defender nuestra posición en esta sociedad tan absurda en la que vivimos. Trabajamos codo con codo y ganamos un dinerillo.

– ¿Y tu quieres que forme parte de esa gran familia? – Dijo Jacome con alivio – Si es así habérmelo dicho antes, estaba muy preocupado. Y seguía estando preocupado, si bien Jacome era inculto, pero eso no era razón para no ser inteligente, que efectivamente lo es, es muy inteligente aunque él aún no lo sepa.

– No pasa nada chico, debía contártelo tarde o temprano, ya que vamos a trabajar juntos, y si haces bien tu trabajo, mis familiares también te aceptaran en nuestro negocio – dijo Jack con entusiasmo.

Tras la charla Jacome y Jack se dispusieron a dormir, conciliaron el sueño rápidamente, pero el merecido descanso no duró apenas 10 minutos, estaban sonando tiros dentro del hotel, en la planta baja dedujo Jack. Y era verdad, 2 hombres con trajes de color marrón parduzco estaban disparando sus armas en la planta baja, lo que Jacome ignoraba es que las mismas balas que habían matado a varias personas de la planta baja podrían haberle atravesado el pecho a él y a Jack si se hubiesen retrasado un poco más en el camino del almacén al hotel, y tampoco sabía que Jack mató a su padre 2 años atrás, durante otro periodo de recogida de paquetes, y por esa razón decidió “adoptarlo” y tampoco sabe que Don Tancredi estaba al tanto de todo y por eso permitió que Jack se encargara del chico, pero, lo que si sabe es que Jack no le ha contado todo lo que le tenía que contar, y pronto, muy pronto dejará de ignorar lo que ahora le es imposible  imaginar.

Fuente: IMÁGEN

A %d blogueros les gusta esto: