Ley del aborto


Estamos a comienzos del dos mil catorce, y el gobierno vigente ya ha empezado a tomar medidas conservadoras y tradicionalistas que no se han dado desde los inicios de la democracia en España. Esta nueva ley regula el derecho hasta ahora del aborto, antes de dicha ley las mujeres mayores de dieciocho años tenían plena libertad para decidir en caso de estar embarazadas si deseaban o no concebir a su hijo, tras la reciente aprobación de esta nueva ley denominada “Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada” llevada a cabo principalmente por el actual ministro de justicia Alberto Ruiz Gallardón.

Esta nueva ley solo exime al “incumplimiento de esta” a las mujeres que han quedado encinta por violación, y también si el embarazo supone un grave riesgo para la salud de la embarazada, pero no exime a aquellas mujeres que no desean tener al niño por cualquier otra razón, como pueden ser malformación del feto o simplemente el no deseo de ser madre.

Según el ministro de justicia esta ley está respaldada por la totalidad del gobierno popular, afirmación que se vio claramente falseada por el famoso

discurso del presidente de Extremadura Monago en navidad. Gallardón argumenta a favor de esta ley como una ley elaborada con el objetivo de proteger al “débil”, este ha sido el argumento con más peso que el gobierno ha sido capaz de esgrimir contra las innumerables críticas recibidas por los ciudadanos españoles. Sin embargo, sectores más tradicionalistas como lo son varios miembros de comunidades religiosas se han manifestado a favor de esta ley.

En general la población considera esta nueva ley como un abuso de poder, una restricción de derechos que deja margen para pensar sobre la actual situación de los españoles y el gobierno vigente.

Fuentes: TEXTO; IMAGEN