El compás

El compás es un instrumento utilizado en distintos ámbitos relacionados con la ciencia, ya sea matemática o representativa como por ejemplo el dibujo técnico, sus utilidades las de trazar arcos y circunferencia y por supuesto medir distancias. En un principio puede parecer que no es un instrumento de mucha utilidad, pero sus aplicaciones son prácticamente infinitas.

Generalmente el compás tiene una estructura metálica, constando de dos puntas unidas ambas mediante una bisagra que permite ajustar la distancia entre ambas puntas. Una de estas tiene una terminación metálica que simula a una aguja, la otra posee una mina de lápiz o un bolígrafo. Cuando nos disponemos a utilizar dicho instrumento para trazar arcos o circunferencias, debemos apretar la punta metálica del compás contra el papel y rotar la punta que hace visible nuestro trazo alrededor de la metálica, claro está sin modificar la distancia de una punta a la otra.

En cuanto a la medición de distancias, el compás se abre acorde con una dimensión establecida que equivaldrá a otra real, en otras palabras, consideramos la distancia de una punta a otra como otra ya establecida. Aplicando esta propiedad en un mapa podemos calcular de manera exacta la distancia de de un punto a otro con un margen de error nimio.

El compás es un instrumento muy simple, por lo que ha sido utilizado desde el inicio de la ciencia, generalmente de manera destacada por arquitectos, navegantes y astrónomos.

Fuentes: TEXTO; IMÁGEN

A %d blogueros les gusta esto: