Tras los sospechosos (19)


tarjeta_de_felicitaciones_blanco_y_negro_elegante-r66b6d5215efe41e4b31dec61ee1d15a7_xvuak_8byvr_512Jack y Jacome se encargaron de llevar a la madre de Jacome a su casa, Jacome desolado estaba a su lado había que celebrar el entierro por la mañana aunque a Jacome todo le pareciera raro aunque no quiera despedirse de su madre de aquella manera, tenía que hacerlo. A la mañana siguiente Jacome, Jack y la hermana de Jacome ya una jovencita con trabajo y novio, se despidieron muy temprano de su querida madre la que siempre les dio tantos consejos y todos llorando volvieron a casa.

Jacome: Jack no puedo permitir que esto se quede así, dile al jefe que dejo el trabajo hasta que solucione todo esto, díselo.

Jack: Jacome no voy a poder decírselo.

Jacome: ¿por qué?

Jack: Querido Jacome tan ingenuo como siempre, pues por que yo iré contigo para solucionar toda esta situación y para darle su merecido a esos dos desgraciados, como se atreven…

Aquella mañana nadie dijo más en la casa de Jacome, los dos amigos salieron en busca de aquellos dos malditos y primero tenían que pasar por es sitio donde todo empezó. Al llegar allí observaron todo a su alrededor todo hasta la ultima piedra que había en el suelo y de pronto, una tarjeta, una tarjeta en el suelo seguro que era de uno de ellos estaba en el lugar donde Jacome los vio salir corriendo.

Jack: Jacome ¿que has visto?, ¿tienes algo..?

Jacome: Jack tenemos que ir a este club, seguro que allí encontraremos a los culpables de la muerte de mi madre o por lo menos podremos encontrar pistas.

Jack: De acuerdo Jacome. ¿Pone la dirección en la tarjeta?

Jacome: Si esta unos kilómetros al norte de París, de pequeño solía ir allí con mis padres cuando ambos vivían.

El local se llamaba (Le trèfle chanceux) era un club donde frecuentaban personas peligrosas y curruptos de la ley a los que no le importaba nada lo que pasara. Jack y Jacome cogieron el coche de su hermana y salieron los dos frenéticamente hacía su destino.

Fuentes: Imagen