El cigarrillo electrónico


El cigarrillo electrónico, también denominado e-cig es un aparato electrónico desarrollado con el objetivo de sustituir el tabaco. Este peculiar aparato esta formado por una batería, encargada de proporcionar energía eléctrica a una resistencia, cuyo valor en ohmios es variable. Dicha resistencia produce calor, el cual consigue vaporar una solución líquida compuesta generalmente por Glicerina, Propilenglicol y diversos aromas. En sus inicios el cigarrillo electrónico buscaba imitar en cuanto a forma al típico cigarrillo o puro. Sin embargo el diseño estético del cigarrillo electrónico ha variado en gran medida y podemos encontrar diversos tipos de modelos con formas de lo más estrambóticas.

El cigarrillo electrónico es un sustituto ideal del cigarrillo normal ya que no solo soluciona la dependencia física de la nicotina, si no que también calma la dependencia psicológica de las personas adictas al tabaco.

Sin embargo, las investigaciones actuales sobre el e-cig son muy “pobres” ya que hasta ahora, el cigarrillo electrónico ha sido utilizado por un porcentaje muy bajo de personas a nivel mundial. De momento solo se han detectado 2 casos graves en cuanto al efecto nocivo del cigarrillo electrónico por lo que los expertos lo consideran mucho menos perjudicial que fumar.

Las investigaciones que se están desarrollando en la actualidad tienen que ver con el “vapeador pasivo”, y hasta ahora las investigaciones concluyen en que éste no existe.

Fuentes: TEXTO; IMAGEN.