Hipertrofia. Tipos


Cuando un tejido aumenta en volumen debido al aumento correlativo de sus células hablamos de hipertrofia, término que se distingue de la hiperplasia donde las células no aumentan de tamaño, si no que aumentan en cuanto a la cantidad de células que conforman el tejido. La parte inversa de la hipertrofia se denomina con el nombre de Atrofia, palabra utilizada para designar a un objeto como sinónimo de descomposición.

Existen en total dos tipos diferentes de hipertrofia, la transitoria o aguda, la cual es momentánea y se debe al aumento del volumen del músculo tras la realización de un entrenamiento, por otro lado está la hipertrófia crónica que como su nombre indica no es pasajera o momentánea, pero ésta a su vez se divide en dos, distinguiendo de esta manera la hipertrofia sarcoplásmica y miofibrilar, en la hipertrofia sarcoplásmica, el músculo aumenta de volumen a causa de un aumento de líquido entre las miofibrillas; cabe destacar que este tipo de hipertrofia no aumenta la fuerza. En cuanto a la hipertrófia miofibrilar, el volumen del músculo aumenta debido a la ganancia de miofibrillas, que se generan debido a la ruptura posterior de esta con el objetivo de no volver a romperse; el tamaño de éstas también aumenta. La hipertrófia miofibrilar aumenta tanto el volumen como la fuerza.

Fuentes: IMAGEN; TEXTO.