El desenlace del final (25)


 Nassaul o  Nassau para la joven italiana era un nombre clave de un  pequeño asentamiento militar de la mafia italiana. Llevaba en España poco tiempo, de ahí su facilidad para acabar con ella según el pensamiento de Jack. Después de toda la noche viajando llegaron a la costa cantábrica. Jack y Jacome se pararon detrás de un enorme monolito de piedra para no levantar sospechas, ya que el estruendo de la mina podría haber alertado a todo el campamento y para barajar todas las posibilidades, por minúsculas que fueran de volar todo aquel refugio de alimañas. El crepúsculo se ceñía en borde del mar, una suave brisa se levantaba al norte, una brisa húmeda, parecía que estaba nibleando y de fondo se escuchaban las firmes olas chocando con los vastos acantilados al mismo tiempo que salía una llamarada de agua del suelo. A Jack le sorprendió esa sensación y esos bufones que escupían agua. Tras un momento de pausa, Jacome asomo la cabeza para observar la situación que le sorprendió desgraciadamente.

-¡Habrá unos 30 o 40 hombres vigilando la entrada! ¡Tienen armas, incluso Tanques! ¿Como piensas acabar con todo esto? No saldremos ninguno de los dos vivos- Dijo Jacome susurrando y con aire de tristeza

-Pensaremos en algo, tranquilo que saldremos solo nosotros dos vivos- dijo Jack con la firmeza de tener un plan en la mente.

Tras media hora ideando el plan y Jack se anticipó a hacerlo. Salió corriendo a una velocidad pasmosa por donde habían venido regateando la hilera de piedras con gran agilidad. Jacome solo se tenía que quedar quieto y que no le pillaran.

Tras 10 minutos de la salida de Jack, Jacome asustado esperaba la señal de Jack mientras pensaba que si salía bien seria la ultima vez que estaría en peligro, pero a la vez no le entusiasmaba el macabro plan de Jack, que tenia muy pocas posibilidades de que funcionara a la perfección. El joven francés escuchó la primera mina estallar a lo lejos y luego una ristra de explosiones en dirección norte, hacia los acantilados.

Fue entonces cuando Jacome se asomó, y atisbó a decenas de militantes dirigir sus miradas la línea septentrional de bombas inclusos galopadas en dicha dirección.img_3859

Era el momento, Jacome escabulléndose entre la maleza rocosa, tenia como objetivo alcanzar el pequeño tanque mas alejado que custodiaba la fortaleza. Solo se tendría que encargar de un solo hombre distraído y acabar con el plan. Con ligereza suprema consiguió alcanzar el pequeño tanque y ocultarse de los otros 3 carros de combates. Jacome se sorprendió de que el pequeño blindado, poseyera un eje donde se apoyaba las ruedas casi tan alto como él. Ya solo tenía que entrar sin que le pillaran los otros tanques para ello observó que seguían un patrón establecido de vigilancia y con el reloj de Jack calculó que tenía 20 segundos para entrar dentro y acabar con el hombre. Los 20 segundos de los cuales los cañones de los tanques no apuntaban hacia l y por tanto suponía que no le podían ver. En los primeros 20 segundo se acongojó por el miedo de no poder realizar la tarea que Jack le encomendó. Esperó otros cuarenta segundo y esperó a la segunda oportunidad en la cual se armó de valor. Subió por unos pequeños escalones que poseía la anatomía de la maquina.  Tenía 5 segundos para abrir una compuerta imposible. Al no tener idea, Jácome decidió empujar, empujar hacia fuera con todas sus fuerzas, como si le fuera la vida en ello. Se mostró un ápice de esperanza al ver que el soldado no había echado el cerrojo y por fin la suerte le sonreía. Cuando el soldado se dio cuenta, Jacome ya le había hilvanado el pecho a latigazos de la pequeña daga africana. Pero no por ello no opuso resistencia, pataleó hasta mas no poder, y aleteó las manos con cuchillo de sierra con la esperanza de acabar con su acribillador  mientras se escapada de lo que quedaba de su vida del cuerpo. Logró alcanzar el antebrazo de Jacome, produciéndole una gran herida

Jacome se sentó encima y las órdenes eran sencillas, controlar una palanca y apuntar a un pequeño establecimiento que se distinguía con una valla verde y siempre había un par de cancerberos en la puerta. Una vez apuntado solo tendría que apretar un botón que sobresaliese de los demás de la consola del tanque y pulsar a continuación el botón rojo de la palanca.

El establecimiento poseía una monumental cantidad de armas y bombas, incluso se rumoreaba que bombas atómicas. Si le disparaba, acabaría con todo, incluso con él.

Jacome cuando tenía todo preparado no sabía si esperar a que huyera Jack o si lo tendría que hacer ya.  Una corazonada le recorrió el cuerpo e intuyó que era el momento.

Y pulsó el botón.

FUENTE: imagen

Anuncios

El Pinocho rex


pinocho_rexUn equipo de paleontólogos de la Academia China de Ciencias Geológicas y la Universidad de Edimburgo ha descubierto en el sur de China una nueva especie de tiranosaurio, al que han apodado «Pinocho rex» por su hocico alargado y cuyo nombre científico es -Qianzhousaurus sinensis . El pinocho rex vivió hace unos 66 millones de años en Asia.
Este tiranosaurio presenta diferencias con respecto a los demás tiranosaurios, sus características son: un cráneo alargado, dientes estrechos y largos y poseía una hilera de cuernos en su nariz. Los investigadores afirman que probablemente eran muy rápidos y sigilosos.
Los paleontólogos no estaban seguros de la existencia de esta especie hasta este reciente descubrimiento debido a que solo se habían encontrado dos tiranosaurios fosilizados con estas características, pero al ser de escasa edad no estaba claro si se trataba de una nueva clase de dinosaurio o, estaban en una etapa temprana de crecimiento del T.rex y todavía no se habían desarrollado. Éste se encontraba en edad adulta y en muy buen estado lo que confirmó la existencia de estos tiranosaurios.
Se cree que estos tiranosaurios vivieron junto a los demás distribuidos ampliamente por Asia, aunque no presentaban competencia para estos ya que al ser más pequeños, se alimentarían de otras especies diferentes.

FUENTES: TEXTO IMAGEN