Huncan bajo sospecha(9)

casa-en-medio-del-bosquePlanificaron una estrategia que no podría fallar. El tiempo corría en su contra y ahora tampoco estaban seguros de que Hucan fuera su amigo después de que lo viesen el día anterior hablando con otro hombre.

El plan era el siguiente, primero tenían que ver cuáles eran los posibles caminos que les llevaban a la nave donde estaban los niños y numerar varias opciones de escape en el que caso de que algo fallase. Una vez explorado todo el  terreno tenían que pensar en que el caso de que entrasen  en la nave y pudiesen  liberar  a todos los niños, ¿a dónde los llevarían?. No podían liberarlos de un sitio y dejarlos  libremente exponiéndolos a los peligros de la selva. Todo se complicaba en ese punto. Pensaban y pensaban hasta que por fin Manuel dijo que podían intentar robar la furgoneta. Todos se le echaron encima, pues alguien tenía que conducirla y entonces Manuel les tranquilizó contándoles su plan. Les dijo que tenían que convencer a Huncan de que fuese él  el que condujese la furgoneta hasta un lugar seguro. Lo difícil era que quisiese colaborar con ellos y además tenían miedo de que los delatase. Después de discutir un rato optaron por aceptar el plan de Manuel pero con la condición de que fuese él mismo el que lo convenciese.

Esa misma tarde Carolina y Ana fueron a buscar a Huncan. Tenían que llevarlo junto a Manuel para que este le contase el plan. Hucan no estaba en su casa y ellas decidieron esperarle sentadas en el porche, aprovechando la espera husmearon dentro de la casa. Buscaban algo de información que les aclarase si Huncan era de fiar o no. Ana buscó en el salón y Carolina en el dormitorio. No habían encontrado nada sospechoso pero Ana se fijó que había una pequeña puerta bajo el hueco de la escalera y…

Fuentes: imagen.

A %d blogueros les gusta esto: