Algo perdido (11)

Al abrir aquella puerta era un pasadizo que llegaba hasta donde ellos vivian se podía decir que estaban vigilados, como cada día en esa isla se hacía más pesado no encontrábamos nada para salir de allí y había veces que Plano ya no podía más necesitaba volver a sentirme como en casa volverme, a sentir a gusto, limpio… pero eso cada vez era más difícil. No pasaba ningún barco, ningún avión, nada absolutamente nada pero nosotros cinco todavía teníamos fe. Al fin al cabo todo lo que encontramos en la casa de Hucan nada más que era basura registramos todo los papeles y las cosas no nos llegaban a ninguna pista, el pasadizo fue lo mejor encontramos dos caminos pero uno de ellos no podíamos pasar  la desesperanza iba aumentando los nervios entre nosotros, la tensión pero aún así yo sabía que nos teníamos que mantener unidos porque sino ya si que no avanzamos nada. Aunque todo lo que encontrábamos era basura Manuel insistía en que había algo secreto allí que nosotros no nos dábamos cuenta y todos los días cuando sabíamos que Hucan no estaba íbamos a su casa y seguíamos buscando. Cada vez era más frecuente que Hucan desapareciera nos decía que estaba investigando a los niños y iba allí a buscar alguna forma de sacarlos pero sabíamos que era mentira que si estábamos en esa isla perdida a saber donde del mundo era por su culpa y la intriga seguía de para que nos quería allí si cada vez hacíamos menos, pensando esto Manuel me llamó corriendo que había encontrado algo, eran documentos sobre nosotros donde ponía todos nuestros datos personales, donde habíamos vivido, que hacíamos, donde estudiamos, nuestras familias… se podría decir que nos tenía fichados. Otro de los papeles era un plano de toda la isla y los sitios secretos que había allí, de repente escuchamos un ruido, Hucan había llegado y todos estábamos allí, la suerte era que estábamos abajo en del pasadizo y debíamos irnos corriendo hasta nuestra casa y rápidamente teníamos que escondernos. Lo bueno era que ya sabíamos como ir a casa de Hucan a investigar más y descubrir hacia donde llegaba el otro camino del pasadizo.

Fuente: Imagen

A %d blogueros les gusta esto: