Un golpe de suerte(13).

En ese momento no solo fueron los niños de la mansión los que salieron corriendo de allí hacia adentrarse en la selva, nosotros, sin pensarlo dos veces decidimos seguirlos maxresdefaultpuesto que eran más chicos que corrían el mismo peligro que nosotros y no debíamos dejarlos escapar, teníamos que unirnos a ellos para ser más fuertes. Salimos a correr y conseguimos alcanzar a algunos de ellos, a la mayoría la verdad, ya que salieron a correr todos en la misma dirección y nos escondimos en una cueva oscura y tenebrosa, pero bien oculta y segura para que los tipos aquellos no nos encontraran.

Pasamos allí la noche en vela atemorizados y parte de la mañana siguiente. Hablamos con los chicos y nos contaron lo que les había pasado, todos ellos eran secuestrados con el fin de ser esclavos, cuando se iban acumulando niños los secuestradores los iban matando. Nos dijeron que nuestro destino iba a ser el mismo y que teníamos que escapar. También nos dijeron que Huncan no era fiable, que muchos de ellos habían pasado antes por sus manos hasta que él delataba que los había encontrado por la selva a cambio de dinero que le ofrecían esos tipos.

Ahora más que nunca, todos ya juntos y unidos decidieron escapar, los niños mismos fueron los que planearon el incendio de la mansión para así poder escapar y alertar a los helicópteros que merodearan la zona.

Salieron de la cueva dirección a la orilla, que después de todo lo que habían corrido resultó que estaban cerca de ella. De repente sucedió lo más esperado, un helicóptero pasó por allí al cabo de unas horas. Por fin estaban a salvo, por fin salieron de allí.

Pero por desgracia, la calma no había llegado totalmente a ellos, todavía no…

Fuentes: imagen

A %d blogueros les gusta esto: