En busca del río sagrado: las fuentes del Nilo

En busca del rio sagrado es un libro de aventuras y descubrimientos escrito por el autor Philippe Nessmann, tiene un número de 196 páginas y con imágenes de las fuentes del Nilo.

Trata sobre como unos exploradores Londinenses emprenden una búsqueda del nacimiento del rio Nilo, atravesando todo el corazón de África; comienzan en un pequeño puerto al Suroeste de África y suben en dirección Noreste atravesando grandes junglas, espesos pantanos y duros y extensos desiertos.

Los exploradores que inician esta búsqueda son el famoso explorador Burton y un comandante de las tropas africanas allí residente llamado Speke, al no conocer el idioma buscan y encuentran un intérprete, le ponen el apodo de Bombay, es un pintoresco personaje y sus amigos le llamaban cocodrilo por la forma en la que tenia los dientes.rio nilo

Comienzan su expedición con una gran caravana y un gran número de porteadores, parten su camino y siempre intentan seguir un cauce de un río para así poder guiarse hacia el nacimiento del rio Nilo, los porteadores se quejan continuamente de las duras condiciones y reclaman sus cuentas, Burton el jefe de la expedición se las entrega, rechazando el consejo de Bombay, y los porteadores al recibir esa parte de dinero huyen al anochecer.

Iban acampando para recuperar fuerzas, Burton descansaba en la hoguera leyendo libros y Bombay acompañaba a Speke a cazar rinocerontes.

Por el gran aumento de desertores Burton decidió continuar en dirección Este y llegar a un lago del que él estaba seguro que sería la clave para encontrar las fuentes pero no era una idea compartida con Speke y se dividieron, Speke continuó subiendo al Norte y llegó a otro lago pero no tenían el tiempo suficiente como para rodearlo y ver donde continuaban los afluentes. Regresaron a Londres y no mucho tiempo después regreso Speke con otro explorador, Bombay volvió a estar a su lado y con muchos desenfrenos, momento bélicos y muchos contratiempos consiguieron llegar a las fuentes del rio Nilo, Speke regresó a Londres y se hizo famoso pero Burton no iba  a dejar esto así con lo que pidió una audiencia con los consejeros de Londres y Speke para revocar que él, Burton había sido el descubridor y financiador de la primera expedición, pero Speke no acudió a la citación y mientras Burton esperaba su llegada impacientemente en la sala de espera colindante a la zona del consejo se le dio la mala noticia de que Speke había fallecido esa misma mañana en un accidente cazando, a Burton le costó creerse lo de un acidente cazando, ya que Speke era un cazador excepcional. Burton entró en la sala y recordó a Speke como un gran explorador y comentó alguna de sus nuevas futuras expediciones.

Fuentes: texto, imagen.

A %d blogueros les gusta esto: