La trampa (20)

Le dijimos al abuelo, que nos habían mandado una nota diciendo que esta tarde a las 6:00, ya que él era el único que nos podía responder esa cuestión. Como ya sabíamos nos lo afirmó pero dijo que tendríamos que ir pero siempre por delante, a esto no se refería a ir por delante sino como ya sabíamos su plan ir por delante a lo que ellos pensaban, era algo complicado perla notao teníamos que intentarlo y como decía el abuelo, pensar siempre como si nosotros fuésemos uno de ellos. Hasta las tres de la tarde nos quedamos en su casa desarrollando un plan que constaba de tres partes, una que Elisa la que me ayudo con lacarta  se pusiera a las 5 en un banco al lado de donde habíamos quedado con un pin anillo y irnos diciendo lo que veía, la otra parte era abuelo en su coche con Tomás que también nos ayudaría ya que había sido miembro de la Guardia Civil y tenía experiencia por si la cosa se ponía fea. Y por último y la peor parte de todas la que me tocaba a mí, que era presentarme y hablar como si yo no supiese nada, actuar normal. Cuando llegó la hora Elisa se puso en su sitio pero hasta las 5:30 no daba señales no había nada y a esa hora llegó un hombre con un perro, él estaba vestido de negro muy trajeado y con gafas de sol, nos pareció raro ya que ir con traje a pasear un perro no se ve habitualmente y fue lo que dio la alarma. A menos cuarto mi abuelo y Tomás ya estaban el coche, la cosa no pintaba tan mal ya que estaba prácticamente encerrado entre mi abuelo, Tomás y Elisa, por lo que si salía bien no tenía porque pasar nada, pero la cosa se puso más fea de lo que esperaba…

Fuentes: Imagen

A %d blogueros les gusta esto: