El paquete sorpresa (23)

No nos lo podíamos creer, cualquiera pensaría que esto era una broma, ¡UNA CAJA DE BOMBONES! no podía ser cierto después de la intriga y era una simple caja de bombones, pero al abuelo se le veía más contento que nunca y a Miguel claro pero él no por lo que significaba sino porque él sería quien se comiese los bombones. Hablamos con él abuelo y le dijimos que porque estaba tan contento, aunque claro esta que era mejor que fuese unos bombones a una bomba o algo de eso que en un principio era lo que pensábamos.caja de bombones Ahora la diferencia era que no venía firmado con una A, no ponía nada, el abuelo nos contó que se la envió un intimo amigo de la Universidad que hacía mucho tiempo que no se veían pero le parecía extraño a la vez que se alegraba, también nos contó que ese amigo era otro que también tenía poderes y cada vez que estaban en apuros se mandaban paquetes y por eso estaba contento porque sabía que el otro sabía las cosas y vendría a ayudarles. Pero para eso tenían que dejar solo al abuelo, porque supuestamente lo de sus poderes era secreto, ya que no se sabía ni porque los tenían solo sabían que fue en el viaje de fin de curso donde empezaron a desarrollarlos. Al día siguiente decidimos irnos y dejar solo al abuelo ya que eso era bueno para él. Cuando regresamos por la tarde el abuelo no estaba, y no había nadie en casa y encima de la encimera vimos una nota, que ponía PICASTEIS VOSOTROS Y VUESTRO ABUELO, no podía ser verdad nos habían pillado, y lo peor de todo era que se habían llevado a el abuelo, pero la pregunta del millón era ¿Tendrían encerrado también al amigo de abuelo? ¿Le habrían obligado a ir a por él? Ahora todo eran preguntas…

Fuentes: Imagen

A %d blogueros les gusta esto: