Secuestro(25)

Teníamos que ayudar al abuelo y a su amigo y para ello debíamos atrevernos a entrar en aquellos pisos, pero sabíamos que no podíamos hacer eso solos de modo que lo que hicimos a pesar de que el abuelo nos pidiera por favor que no lo contáramos fue decírselo a la policía. Por supuesto no decirles toda la verdad pero si decirles que unos hombres extraños habían secuestrado a  nuestro abuelo y otro hombre y que nosotros sabíamos donde los tenían pero no podíamos hacerlo solos. Al contar esto la policíasecuestro1 nos preguntó que esos hombres que buscaban haciendo tal cosa y les respondimos que no sabíamos.

Ellos nos creyeron y pusieron marcha hacia los pisos donde los tenían escondidos, nosotros los íbamos guiando. Al llegar allí los cogimos por sorpresa y bingo, encontramos a nuestro abuelo. Los hombres fueron detenidos, no tenían escapatoria y ahora estábamos a salvo, podíamos volver a ser felices de nuevo, y lo más importante mi abuelo no tendría que temer más a nadie. Invitamos al amigo de mi abuelo a que viniera a cenar a nuestra casa y esa noche fu increíble, nos contaron mil historias diferentes que nos transportaron a lugares impresionantes.

fuente: imagen

A %d blogueros les gusta esto: