Una historia con dos finales (16)

Parece mentira como una persona puede hacerte cambiar el estado de ánimo con dos palabras y media. Isabel lo consiguió al contarle  que con ese chico no quería nada y que no le gustaba tampoco. A pesar de tal buena noticia Mario no podía dejar de pensar en Lucas y sus amigos, ahora él se sentía culpable y comenzó a replantearse si podría ser posible que al cambiar el final de su maxresdefaulthistoria la realidad también cambiase. Así hizo, modificó el final de la primera historia. En esta primera historia los chicos comenzaban a jugar a un juego bastante peligroso saltando al río desde unas grandes rocas y de repente uno de los chicos cae mal al agua, los demás piensan que estaba de broma,  demostrando que él sabía hacerse muy bien el muerto pero al ver que no respondía después de un buen rato comienzan a asustarse y saltan a buscarle. Todos estaban muy asustados al ver que su amigo estaba inconsciente y lo sacan del agua. La tarde pasa y comienza a anochecer estos chicos no podían llamar a ningún adulto porque ninguno de ellos tenía cobertura y la batería se les acabó. El chico inconsciente sigue sin reaccionar, lo intentan reanimar pero es imposible, y para colmo estalla una tormenta. Un rayo cayó sobre el árbol en el que se refugiaban la pandilla de amigos y quedaron atrapados… Esta parte fue la que Mario modificó, y en su lugar escribió: “los chicos al ver que su amigo cayó mal al agua salieron rápidamente en su ayuda, fueron capaz de salvarle, el niño se encontraba bien y tan sólo le dolía un poco la espalda. Tras esto recogieron sus cosas y volvieron a sus casas después de esta aventura.”

Pasó un día y Mario no vio que saliesen nuevas noticias en ningún periódico ni nada por el estilo. Mario estaba muy preocupado esos chicos estaban bastante graves en el hospital y no podía dejar pasar el tiempo, pero, ¿qué hacer? No para de darle vueltas a la cabeza pensando cuál podría ser la solución, pero de repente se le ocurre que quizás cuando una historia está escrita no se puede modificar porque lo pasado, pasado está y no se puede ir atrás en el tiempo. Por este motivo Mario decide hacer una segunda parte, dejando la primera historia que escribió sin modificar, en esta segunda parte tendrá que hacer que los chicos se salven y todo se quedase en un susto. Coge lápiz y papel, se dispone a escribir y ya tan sólo queda esperar que esto funcione…

FUENTES: Imagen

A %d blogueros les gusta esto: