Llegó la hora de decírselo a Julia. (19)

Claramente, era hora de que  le contase todo lo sucedido a su mejor amiga, pero al pensarlo bien, ella le dijo la última vez que se vieron, que sabía perfectamente que el no podía haber escrito esa historia que le sucedió a Lucas y sus amigos. ¿Cómo iba a quitarle esa satisfacción a su Julia? Pensándolo mejor, era mucho mejor que Julia supiese la verdad y aunque ella quizás se enfadase y tardase en volver a hablarle, ella le podía llegar a dar su opinión sobre la nueva historia que había escrito. No lo pensó más veces, porque sabía que si seguía pensando en que si sí o si no, acabaría eligiendo no decírselo para que ella no se enfadase. Llego el momento, cogió valor y llamó a casa de Julia, en ese mismo instante ella le respondía al teléfono con la dulce voz de siempre, pero con una voz más animada que de costumbre, grito un poco, y dijo algo demasiado deprisa lo cual Mario no entendió muy  bien, sabía que tenía que ver con Lucas y sus amigos, su amiga se tranquilizo un poco.

-Mario, están bien, todos se encuentran fenomenal, menos Manuel el chico del otro curso, se cayó al agua y por lo visto le duele mucho la espalda, pero han aparecido, un pueblerino les ayudó al escucharlos, es increíble, ya estábamos todos un poco asustados por ellos. Ojalá y no se hubiesen fugado de clases.

-Julia, cálmate, m5_invite-date-phonee alegro tanto de que estén bien, pero debo de contarte algo muy importante que deberías saber, es sobre mis historias, otra vez se ha vuelto a cumplir y esta vez me he aprovechado de ello. Me arrepiento muchísimo de ello, no sabes cuanto.

-Mario, ¿ que pasa? Me estas asustando.

Un golpe en la puerta, lo puso más nervioso de lo que estaba. Era su abuela.

-Julia te dejo, creo que me ha escuchado mi abuela.

Fuentes: Imagen

A %d blogueros les gusta esto: