Breaking Bad


Breaking Bad ( “Corrompiéndose” o “Volviéndose malo” en español) es una serie de televisión dramática estadounidense creada y producida por Vince Gilligan que consta de 5 temporadas.

Walter White es un frustrado profesor de química en un instituto, padre de un joven discapacitado y con una mujer embarazada. Walt, además, trabaja en un lavadero de coches por las tardes. Cuando le diagnostican un cáncer pulmonar terminal se plantea qué pasará con su familia cuando él muera. En una redada de la DEA organizada por Hank Schrader, su cuñado, reconoce a un antiguo alumno suyo, Jesse Pinkman, a quién contacta posteriormente para fabricar y vender metanfetamina y así asegurar el bienestar económico de su familia. Pero el acercamiento al mundo de las drogas y el trato con traficantes y mafiosos contamina la personalidad de Walter, el cual va abandonando poco a poco tanto su personalidad recta y predecible como a su familia, para convertirse en alguien sin demasiados escrúpulos cuando se trata de conseguir lo que quiere. Esta ambientada y producida en Albuquerque (Nuevo México).

La serie se estrenó el 20 de enero de 2008 y es una producción de Sony Pictures Television. Breaking Bad ha recibido una gran aclamación por parte de las personas y está considerada como una de las mejores series televisivas de todos los tiempos. En 2013, Breaking Bad fue uno de los programas de televisión por cable más vistos en los Estados Unidos.

Fuentes: TEXTO  IMAGEN

¿La remontada del siglo o la madre de todos los robos en la historia del fútbol mundial?


El pasado miércoles hubo un partido “increíble” entre el F.C. Barcelona y el equipo francés del PSG. Era un partido de octavos de final de la Champions League, concretamente el partido de vuelta. En el partido de ida el resultado había sido de cuatro  goles a cero a favor del equipo francés y el F.C. Barcelona tenía que marcar cinco goles para remontar y pasar la eliminatoria.                                  La remontada era calificada como prácticamente imposible por la mayoría de los periodistas deportivos, ya que nunca se había remontado un resultado en contra como este.

El partido empezó y a los dos minutos el F.C. Barcelona ya había marcado el primer gol. Al descanso el resultado era de dos a cero. Y al principio de la segunda parte el Barcelona consiguió marcar el tercer gol. Solo le faltaba uno para empatar la eliminatoria y dos para pasarla. Pero el equipo francés marcó un gol y esto hacía que los blaugranas tuvieran que marcar otros tres goles más para pasar la eliminatoria. Todo parecía que el resultado final iba a ser ese, porque en el minuto ochenta y cinco el resultado seguía siendo el mismo. Pero todo empezó a volverse loco y en nueve minutos, el F.C. Barcelona consiguió marcar otros tres goles. El último justo en el último momento antes de finalizar el partido.                                                      Todo esto parece una hazaña deportiva increíble. Pero la verdad quizás sea otra.                                                ¿Por qué? Porque según muchos medios de comunicación y muchos entendidos de fútbol lo que de verdad hubo esa noche no fue una remontada, una hazaña o una gesta deportiva, lo que verdaderamente hubo fue el mayor atraco a un equipo en la historia del fútbol. La  razón que hace pensar esto fue la actuación de los árbitros, que se resume así:

  • El primer gol del F.C. Barcelona fue un clarísimo fuera de juego que el árbitro no señaló.
  • El tercer gol del F.C. Barcelona vino precedido de un penalti que no fue.
  • El quinto gol lo consiguió el F.C. Barcelona gracias a una simulación descarada de su delantero centro (Luis Suarez) que se lanzó descaradamente sin que el defensa lo tocase en ningún momento.
  • El árbitro dejó de señalar dos penaltis a favor del equipo francés. Sobre todo uno muy claro en el que se derriba claramente a un jugador del PSG, y que además debió haber supuesto la expulsión del defensa del equipo catalán. Otro de los penaltis fue una clarísima mano de Piqué.
  • El árbitro debió haber expulsado al jugador del F.C. Barcelona, Neymar, en la primera parte. Un jugador que al final del partido fue decisivo en la victoria.
  • Además, en el partido se llegaron a jugar casi en total 100 minutos, algo que prácticamente no se ve en un terreno de juego de fútbol. Pero el problema no son los cien minutos, sino que no hubo motivos para alargar tanto el encuentro.

En resumen estos son los errores que el “juez” del partido cometió. Que podrían haber sido menos importantes si no hubieran siempre tenido un mismo damnificado y un mismo beneficiado.                          Y todo esto no es que lo diga yo, que soy aficionado del Real Madrid, lo dicen los hechos y también otros datos que después del partido han ido apareciendo;

  • Mascherano, el jugador del F.C. Barcelona que hizo el penalti reconoció después del partido que había sido penalti.
  • Muchos medios de comunicación, tanto en España como en el extranjero afirman que ha sido el mayor escándalo arbitral jamás visto.
  • Incluso hasta el seleccionador de fútbol de la selección noruega ha dicho que “le da asco que un equipo gane un partido de esa manera”.
  • El árbitro va a ser castigado sin arbitrar partidos durante una larga temporada.
  • Las mujeres delos jugadores del equipo francés han hecho declaraciones en las que han expresado su indignación con la actuación del árbitro.
  • Muchas personas relacionadas con el fútbol han criticado abiertamente a Luis Suárez por fingir un penalti de la manera que lo hizo. Esto no es “fair play”.
  • E incluso actualmente, ciertos medios deportivos de prestigio están informando que este árbitro fue elegido para este partido por la UEFA debido a su inexperiencia.

En conclusión, ¿de verdad este equipo, sus jugadores, su entrenador, su directiva, sus aficionados y el mundo del fútbol pueden estar orgullosos de la calificada como mayor remontada en la historia del fútbol europeo? Quiero que mi equipo gane, pero no me gustaría que ganara así.

FUENTES: TEXTO1, TEXTO2, IMAGEN.

Cuidado con lo que dices (17)


En realidad, Juliet no sabía por qué no había conocido a Jonan antes, puesto que éste era amigo de Sara desde que empezaron juntos a hacer atletismo haría ya unos siete años. Juliet suponía que no habría surgido el momento, entre otras cosas, porque no vivían en una ciudad precisamente pequeña y además ella era un poco tímida así que le costaba hacer nuevos amigos. Aunque no lo conocía en persona, sí lo conocía de vista y se seguían en Instagram y en Twitter, pero no se habían conocido de verdad aún. Ella siempre había estado enamorada en secreto de él y por lo que veía en sus perfiles en redes sociales a ambos les gustaba el mismo tipo de música y tenían los mismos hobbies.

Se estaba muriendo de vergüenza, de un momento a otro Jonan había aparecido y no sabía cómo reaccionar, cómo presentarse, ya no sabía en qué pensar, estaba paralizada, en qué hora fue a esa fiesta, ahora iba a quedar mal delante de él y de sus amigos. Juliet siempre tendía a exagerar las cosas, especialmente se le daba bien llevarlas al lado negativo.

Mientras Juliet divagaba, el chico empezó a hablar, y para su sorpresa conversaba con él como si lo conociese de toda la vida. Perdieron el hilo de lo que hablaron y no hacía más que sonreír embobada. Sara, por otra parte tenía sentimientos encontrados, se sentía confusa; cuando supo que Jonan iría a la fiesta pensó que sería una buena idea presentárselo a su amiga, pero cuando lo vio tras varios meses sin competir con su nuevo corte de pelo, lo vio tan guapo, que se sentía celosa.

Jonan era aparentemente el prototipo ideal de Juliet, parecía que su príncipe azul había salido de uno de esos libros adolescentes que tanto le gustaban, en los que nunca pasaba nada malo, y podías deducir que los dos protagonistas acabarían juntos antes de empezar a leer. Se encontraba tan a gusto hablando con él que fueron a dar una vuelta y sin darse cuenta, espontáneamente le confesó al chico sus sentimientos hacia él.

Este, dejó de sonreír, no podía creer que una chica a la que acababa de conocer en persona le hablase tan en serio sobre un tema así. Él le dijo que era una chica estupenda pero que le gustaba otra y esa era Sara, pero que le encantaría ser su amigo.

Juliet, le pidió perdón a Sara; no se había portado nada bien con ella.

Juliet ante esta respuesta, no pudo controlarse. En otro momento, le habría dicho que no pasaba nada y que diera por hecho que podrían ser amigos. Pero, aquella noche una fuerza distinta la empujó a buscar a Sara, se fue corriendo hacia ella, estaba muy cabreada sin saber por qué.

La encontró bailando con Lara, amiga de Jonan, la agarró por el brazo y tiró de ella hasta la puerta del local, y le dijo bastante alterada: “¿Por qué me presentas a Jonan si ya está enamorado de tí? ¿Lo haces a propósito? ¿Cómo puedes ser tan mala amiga? ¡Eres una falsa!” Sara, sorprendida le respondió: “¿De qué estás hablando? ¡Yo no he hecho nada!” 

Tras contárselo todo, Sara se molestó aún más que cuando le había gritado falsa delante de todo el mundo, sobre todo viniendo de Juliet; ella no sabía nada del tema y no podía controlar lo que los demás pensaran. Ambas acabaron gritándose y llorando, dolidas la una con la otra. Pero dos horas más tarde cuando ambas estaban en sus respectivas casas. Juliet llamó a Sara, para pedirle perdón, no podía creer que se hubiese portado así con ella por un chico, además Jonan era libre para decidir con quién quería estar y ella no era quién para criticarlo. Sara la perdonó, aunque seguía molesta con ella.

Esa noche Juliet se dió cuenta de que sí, los deseos que cumplía su cajita eran muy fuertes; pero la verdadera amistad tiene aún más fuerza que ellos.

FUNETE: IMAGEN.