Las Fallas de Valencia 2017

Las Fallas de Valencia han lucido este año, en el que la ciudad ha acogido a un millón de habitantes, su título de Patrimonio de la Humanidad por primera vez. Y es que han sido casi 770 los monumentos que se han quemado en esta ocasión.
Este año se han invertido casi siete millones de euros en crear las fallas que acabaron quemadas en la noche del pasado 19 de marzo, con las temáticas típicas sobre política, deporte, etc., entre las que se ha colado Donald Trump.
Esta vez, los ninots indultados (seleccionados por votación de los visitantes) han sido un grupo de esculturas de niños vestidos de carnaval jugando en una fuente, de Joan S. Blanch y el grupo de la pescadera y su hijo en un puesto del mercado, de Manuel Algarra Salinas.

Uno de los ninots indultados este año, la pescadera y su hijo en un puesto de mercado.

Después de la Cavalgada del Foc, al atardecer que llenó la ciudad de demonios, dragones y bengalas dando lugar a un espectáculo de luces y colores que dio paso a la Nit de la Cremà. Ambas con el fuego como auténtico protagonista. Más tarde, a las diez de la noche empezaron a arder las fallas infantiles, posteriormente arderían las mayores, y dura hasta las tres de la mañana, cuando los bomberos terminan de apagarlas en su totalidad. A medianoche dio comienzo la “cremà” de todas las fallas.

Y a la una de la madrugada comenzó el espectáculo que presentaba a la quema de falla grande del Ayuntamiento de Valencia, la llamada “la Ca la Trava”, “València Ca la trava” (Valencia, Casa la traba) hecha por el artista Manolo García.

 Fue la más mediática, medía 41 metros de alto, tenía un peso de 1800 kilos y un presupuesto de 170000 euros. Se trataba de una reproducción de la torre de telecomunicaciones que Santiago Calatrava, famoso arquitecto valenciano, ideó en su día para la zona en la que ahora se alza la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Con esta falla, el artista quería mostrar los obstáculos por los que ha pasado la ciudad en su desarrollo tanto social como urbano. De ella solo se salvó el ninot de un niño que señalaba con su dedo índice y miraba a lo alto de la torre, indultado por la fallera mayor, Raquel Alario.

La falla mayor del ayuntamiento, “València Ca la Trava”

Además, como novedad y haciendo un guiño al título de la Unesco, se proyectó en la fachada del Palau de la Generalitat una cremà virtual de una falla inmaterial que reunió la tradición fallera, el uso de las redes sociales y el análisis de datos masivos para crear en colaboración, la primera falla de la historia hecha por una inteligencia artificial.

Cabe mencionar que en esta fiesta han participado 10000 músicos, se han utilizado 8000 kilos de pólvora entre las mascletaes del Ayuntamiento, además de que en la Ofrenda floral a la Virgen ha habido más de 103.000 participantes.

¡Ya solo nos queda esperar a las del año que viene!

TEXTO 1 TEXTO 2 IMAGEN 1 IMAGEN 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: