Atentado en Mánchester

El suceso tuvo lugar el pasado 22 de mayo, y fue llevado a cabo por Salman Abedi, un chico de 22 años, hijo de refugiados libios que estaban en contra del régimen de Gadafi. Ese, alquiló durante casi una semana un piso en el edificio Granby House a algo más de veinte minutos a pie del Mánchester Arena. En este lugar estuvo hasta las siete de la tarde del lunes, y pasadas las diez y cuarto de la noche inmoló en el estadio, dando muerte a 22 personas y dejando decenas de heridos.

Ofrendas florales a las víctimas de la tragedia.

En el estadio, tenía lugar la actuación de Ariana Grande ante un público de familias y adolescentes. Y fue una vez acabado el concierto y cuando la gente se disponía a abandonar el recinto cuando tuvo lugar la explosión.

El artefacto estaba cargado con TATP, triperóxido de triacetona, sustancia conocida como “Madre de Satanás”, sustancia muy común en la división europea del Estado Islámico. Y que es muy inestable y peligrosa para aquellos que no son expertos.

Según informaciones del periódico “The Times”, el terrorista utilizó una cuenta bancaria para comprar metralla que había permanecido inactiva durante 12 meses.

En el lugar de la explosión, fue hallada una mochila azul idéntica a la que llevaba el kamikaze tres días antes del atentado cuando fue captado por las cámaras de seguridad de un centro comercial ubicado a algo más de medio kilómetro del estadio. Dentro de la cual había resto de un detonador manual, tuercas, tornillos y una batería de 12 voltios, posible fuente de energía.

Cartel difundido en redes sociales en memoria de las víctimas del atentado.

El padre de Salman, había notado en su hijo comportamientos extraños por lo que le pidió que se mudara a Libia con su hermano.  Según su versión, le quitó el pasaporte  tanto a él como a su hermano para evitar que saliera del país. Sin embargo, el kamikaze consiguió convencerlo de que realizaría la peregrinación a la Meca como excusa para que se lo devolviera pero en vez de viajar a Arabia Saudí regresó a Mánchester. Aún quedan algunas incógnitas respecto al vuelo que realizó puesto que de Trípoli fue a Estambul y luego a Dusseldorf donde se piensa que podría haber tenido cómplices. 

Por su parte, la cantante Ariana Grande ha compartido una emotiva carta dirigida a sus fans en las redes sociales en la que cuenta lo culpable que se siente. Además, realizará un concierto benéfico en Mánchester para recaudar fondos para las víctimas y continuará con su gira europea en honor de las mismas.

TEXTO 1 TEXTO 2 CARTA IMAGEN1 IMAGEN 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: