Pedro se revela (24)


Tras la última semana de exámenes, por fin acabaron y como Irene y Raúl habían previsto, celebraron una pequeña fiesta en la casa de Pedro, en el patio. Pero nadie contaba con lo que iba a pasar, Juan y sus amigos se presentaron allí, y fueron directos a por Pedro, Juan le asestó un buen puñetazo, mientras gritaba a Pedro que se defendiera, mientras este le pegaba, los amigos de Juan hicieron un corro alrededor de ambos para que nadie entrara a la pelea y grababan con el móvil. De repente se hizo el silencio, y Pedro empezó a esquivar puñetazos, toda la gente asombrada por su reacción comenzaron a gritar el nombre de Pedro una y otra vez.

niño bullying

Pedro escuchaba como todo el mundo lo aclamaba simplemente por evitar que Juan le pegara  empezó a pensar lo que podría cambiar su vida si le plantaba cara, tras esta reflexión estaba apunto de convertirse en un héroe, como él era bastante más grande que Juan su reacción fue rápida, Pedro levantó a Juan del suelo y cuando estaba a casi un metro del suelo lo tiró, el golpe fue tan grande que ni los amigos de Juan ni ninguno de los presentes sabía que hacer, Juan se levantó como pudo porque le costaba mantenerse en pie, y se fue de allí ayudado por tan solo dos de sus amigos.

Todos los chicos y chicas que quedaron en la fiesta, incluidos los demás amigos de Juan, aclamaban a Pedro, porque no solo se había defendido a sí mismo, sino que había roto el grupo de matones que había formado Juan.

Cuando la madre de Pedro llegó y se enteró de todo, estaba un poco enfadada porque no quería que su hijo pegara a nadie pero se sentía tan orgullosa, de que su hijo se sintiera fuerte y hubiera conseguido amigos, que no solo no le castigo, sino que le premió, como él no quería ir al pueblo, simplemente fueron unos días para ver a su familia, y volver  su ciudad a compartir su verano con sus amigos.

Fin

Fuentes: Imagen

Anuncios

Últimos días de clase (23)


Faltaba una semana de clase para que se acabara el curso y era una semana muy dura llena de exámenes finales en las que Pedro, Irene y Raúl se jugaban todo ya que este último trimestre habían estudiado menos porque se pasaban todas las tardes jugando en el parque ya que hacía muy buen tiempo, asique tocaba una semana empollando sin poder salir por las tardes. A todo esto se sumó una noticia que no agradó mucho a Pedro ya que su madre le comunicó que nada más acabar el curso se irían al pueblo a pasar el verano ya que a su padre le habían dado un mes y medio deBoy studying vacaciones. Cuando Pedro le dio la noticia tanto a Raúl como a Irene, éstos se pusieron muy tristes porque le habían cogido mucho cariño a Pedro, y éste les dijo que no pasaría nada, que no se preocuparan que sólo era unos 45 días aproximadamente que luego volvería y podrían seguir jugando y siendo amigos.

Los días pasaban más rápidos para los tres y encima con tanto que estudiar, pero los tres iban aprobando todo y eso era buena señal para pasar al siguiente curso.

Raúl le comentó a Irene que porque no le hacían una fiesta de despedida a Pedro en la que fueran todos los compañeros de clase, como si fuera una fiesta de fin de curso, aunque no sé si sería buena idea que Juan y sus amigos fueran porque seguro que la liaban en casa de Pedro, ya que la fiesta sería allí porque éstos se lo dijeron a su madre y ésta dijo que si, que era buena idea. Entonces Raúl e Irene invitaron a todos excepto a Juan a sus amigos y les dijeron a todos que no dijeran nada que era en honor a Pedro sino que era una fiesta de fin de curso.

FUENTES:   imagen

Apareció el collar (22)


Después del cine, cada uno se marchó a su casa, y aunque Pedro se había olvidado un poco de sus problemas y su collar, al meterse en la cama empezó a recordarlo todo y a echar de menos el collar que le regaló su abuela, cuando estaba a punto de quedarse dormido, sonó el timbre de su casa, y se extrañó mucho, porque a esas horas no podría ser nada bueno, pero se equivocó, eran Raúl e Irene que venían muy contentos y alterados, corriendo a entregarle el collar a Pedro. Pedro se sorprendió muchísimo al ver el collar, y cuando le contaron que todas las señoras de la limpieza se habían quedado algunas horas más a buscarlo se emocionó mucho.

mochila

A la mañana siguiente Pedro como siempre, esperaba a Raúl para ir al instituto juntos y cuando estaban llegando, apareció Juan y le dio un fuerte puñetazo a Raúl, mientras le decía que nadie elegía si dejar de ser su amigo, después Juan se marchó corriendo y dejo a Raúl sangrando de la nariz y la boca, a quien rápidamente llevó el director al hospital.

El director después de esto sí que expulsó a Juan gravemente, lo expulsó todo lo que quedaba de curso, y este al ver la decisión solo dijo una cosa: -¡Esta me la vais a pagar!

Pedro y Raúl ya bastante cansados empiezan a idear un plan para por si la amenaza de Juan se fuera a producir, aunque a Irene no le gustaba nada esta idea, no tuvo más remedio que ayudarles, pues esto podría ir a peor…

Fuentes: Imagen

La reconciliación (21).


Se dirigió a Juan para que le diera explicaciones porque eso no era lo acordado, dijeron que les dejarían en paz y no se meterían más con él. Este último gesto de Juan no le gustó para nada a Raúl y enseguida le dio cuatro voces  éste. Pedro no sólo tuvo que comprar una mochila nueva, sino que dentro de ella tenía un collar de gran valor qué le regaló su abuela antes de

25b1

morir para que le diera suerte en los exámenes, y al estar rota se le cayó al suelo y cuando vio que no estaba se cogió un buen sofocón. Entonces fue cuando Irene, junto a sus amigas, que le hicieron el favor de ayudarle, se pusieron a buscarlo rincón por rincón del instituto hasta que la encontraran pero no dieron con él. Mientras que ellas buscaban el collar, Raúl se acercó a hablar con Pedro para intentar aclarar lo sucedido e intentar arreglar las cosas y que volvieran a ser amigos de nuevo. Después de hablar todo decidieron volver a llevarse bien pero con la condición de que Pedro no le dejara de lado todo el tiempo por Irene, que podía estar un rato con ella y otro rato con él o con los dos a la vez que Raúl quería llevarse bien con ella también. Pedro le dijo que así sería y también le pidió perdón por haber dudado de él y por haberle dejado de lado después de todo lo que éste había hecho por él. Después de terminar de hablar apareció Irene y les dijo que no habían sido capaces de encontrar el collar, y al ver lo triste que se puso Pedro decidieron quedar por la tarde los dos con él para ir al cine y así lo animaban, y también habían decidido poner un poco de dinero cada uno de sus ahorros para comprarle un collar nuevo.

FUENTES:  imagen

La mochila rota (20)


Y entonces Raúl contestó diciéndole que ya ni Juan ni nadie se meterían con él, pero que él ya no sería su amigo, como Pedro prefirió a Irene, Raúl se fue con Juan, estos últimos, hicieron muy buenas migas, tanto que un día en el recreo jugando al fútbol, Juan dijo a Raúl que le tirara un pelotazo y este lo hizo.

Pedro se sentía tan mal consigo mismo que llamo a Irene para poder hablar y desahogarse, le contó que Raúl le había dejado de lado por estar todo el tiempo con ella. Irene que se sentía culpable por lo que había pasado con Pedro y Raúl, decidió hablar con Raúl, y contarle que Pedro lo estaba pasando muy mal con la discusión de ambos, Raúl le dijo que no querría ser más su amigo, porque cuando Pedro estuvo solo, Juan estuvo allí para ayudarle pero ahora que ha encontrado a otra, no quiere cuentas con él, y eso no le gusto.

mochila

Irene intentaba animarle todos los días, y que pendiente de ella, no echara a Raúl en falta, pero no lo conseguía, porque todo en el instituto le recordaba a Raúl, a cuando eran amigos inseparables, y no les importaba que hacer por el otro, más que amigos eran hermanos.

Cuando al pasar dos o tres días Juan y sus amigos rompieron la mochila de Pedro, a este se le venia el mundo encima, pensaba que esto era cosa de Raúl, pero no era así, su amigo Raúl se acababa de enterar de lo sucedido e inmediatamente se dirigió…

Fuentes: Imagen

Raúl se distancia de Pedro (19)


Todo cambiaría en unos días ya que Raúl se iba a ir haciendo más amigo de Juan y todos los demás ya que se empezaba a sentir desplazado por Pedro que no le hacía caso porque estaba todo el día con Irene y ya no le llamaba para jugar por las tardes con él y antes lo hacía casi todos los días después de hacer los deberes y estudiar.

Era jueves y como el día antes habían estado  en la excursión y vinieron muy tarde la tutora les dejó a todos los alumnos que entraran una hora más tarde a clase ese día.

En el primer recreo Pedro dio una voz  a Raúl para que se acercara con él a jugar a fútbol en la pista del colegio, y éste le respondió con un rotundo “no” porque prefería ir a jugar al futbolín a la cafetería. Pedro se quedó asombrado ya que nunca le había

el-tiempo-ser-ninoa-L-OOGaKl

negado hacer cosas juntos.

Pedro al quedarse solo se fue a un banco y se sentó a comerse un bocadillo y su zumo de melocotón,
Irene se sentó con él y empezaron a hablar mientras se comían la merienda, y cuando terminaron Pedro la acompañó hasta su clase dónde se encontró a Juan hablando con Raúl. Pedro se despidió de Irene y fue rápidamente hacia allí y le preguntó a Raúl si pasaba algo y los dos le contestaron que no y Pedro se marchó pensando en Raúl cuando, de momento, apareció Irene y empezó a hablarle pero éste estaba en las nubes y no se daba de cuenta hasta que ella le dio un golpe suave y éste se dio la vuelta y la vio.

A la salida, cuando Pedro esperaba el bus se acercó Raúl y le dijo que le estaba empezando a caer bien Juan, que tampoco parecía mala persona, y éste le dijo que como podía pensar eso después de todo lo que les habían hecho y entonces Raúl…

FUENTES:   imagen

La excursión (18)


busCuando llegaron al centro comercial después de ver el museo, Pedro invito a Irene a tomar un batido, ya que se estaba portando tan bien con él, que no sabía ni como agradecérselo, pensaba que esa excursión no sería nada agradable, pero ella sustituyó perfectamente a su amigo Juan. Pedro pensaba que Irene estaba con él simplemente por pena, pero Pedro no pensaba que eso pudiera ser cierto ya que él se considera un chico bastante gordito y sin nada que ofrecer.

A la mañana siguiente en el instituto, cuando Juan se enteró de que Irene había estado toda la excursión con Pedro, se sintió celoso, porque a él también le gustaba Irene y no aceptaba que estuviera con Pedro y no con él. Cuando Raúl llegó al instituto fue corriendo a buscar a su amigo, para ver que tal la excursión, y después de contarle lo bien que fue la excursión, ambos empezaron a reírse y a pensar que todo podría cambiar a partir de ese último golpe, y así fue durante las dos siguientes semanas, hasta que ya entrando el verano Juan y sus amigos comenzaron de nuevo con las trastadas, aunque ahora lo hacían discretamente, y nadie se enteraba de que eran ellos, aunque todos lo sospechaban.

Tras una trastada que le hicieron vaciándole un cubo de agua fría por encima, Pedro se resfrió  no pudo ir al instituto en unos días en los cuales Juan y sus amigos aprovecharon para molestar a Raúl para que dejara de ser amigo de Pedro, pero aunque fueron muchas trastadas las que sufrió Raúl, dijo que nunca abandonaría a su amigo, y que estaría apoyándole pasara lo que pasara y ayundándolo siempre que estuviera en su mano pero …

Fuente: Imagen