Un buen día (14)


niños

El lunes de esa semana, cuando Pedro y Raúl llegaron al instituto vieron a Juan con sus amigos, pero estos no les dijeron nada, es más ni siquiera los miraron, parecía que habían escarmentado e iban a dejar de meterse con Pedro, en el recreo, estuvieron todos los de clase jugando al fútbol, y aunque a Pedro le tocó ponerse de portero, se sintió muy integrado y bastante bien, porque los amigos de Juan incluso se reían con él, con su forma de parar los balones.

Después del partido, todos juntos volvieron a clase, pero Juan empezó a enfadarse, porque sus amigos se llevaban de repente demasiado bien con Pedro. Juan se acercó a uno de sus amigos y le contó lo que estaba planeando y cuando todos sus amigos se enteraron no dudaron en volver a ignorar a Pedro y escuchar a Juan.

Pedro notó algo cuando dejaron de hablarle tan de repente pero no le dio importancia, ya que él estaba contento con que no se metieran con él. Cuando sonó el timbre Pedro salió y como siempre, se fue a casa con Raúl. En el camino Pedro le contaba como los amigos de Juan habían dejado de hablarle de repente, y que pensaba que al día siguiente le harían una trastada.

A la mañana siguiente, como Pedro esperaba, le llegó su trastada pero no pensaba que sería tan mala (…).

Fin de semana en el campo (13).


Mientras los niños jugaban en el jardín con el balón de fútbol las madres se hacían grandes amigas. Se tomaron un café y se estuvieron conociendo, contándose las cosas de sus vidas.

La madre de Pedro decidió que harían un esfuerzo por no marcharse de la ciudad, que intentarían poner una solución para que no se metieran con su hijo y que pudiera estar feliz tanto en el colegio como fuera de él. Los padres de Pedro llamaron el viernes por la mañana al colegio y hablaron con la directora para decirle que el lunes a primera hora querían hablar personalmente con ella de tema de su hijo para que tomaran una decisión,  para que todo estuviera bien. Pero antes, el fin de semana, se irían a pasarlo

Imagen0811

a la casa de campo de los padres de Raúl para que se conocieran también los padres ya que con el trabajo aún no lo habían hecho. No solo se hicieron amigos, sino que a los dos les gustaba el fútbol y eran del mismo equipo, el Real Madrid.

Empezaron a encender la barbacoa para asar unas chuletas a la brasa y mientras estaban hablando de que el domingo cuando volvieran para casa podían ir al bar de la plaza a ver el partido de su equipo y quedaron en ir. Mientras tanto las madres y los niños se quedaron en casa porque los niños tenían que terminar unos deberes para el lunes y ellas tenían que hacer la cena y preparar la comida para el día siguiente.

Después de un gran fin de semana tocaba empezar otra semana dura en la que seguro que Juan y sus amigos se volverían a meter con Pedro y le seguirían haciendo la vida imposible hasta que sus padres hablaran con la directora y solucionaran esto.

FUENTES:  imagen

Grandes amigos (12)


Todo  el mundo le preguntaba (a Raúl) que tal estaba, ya que todos conocían lo sucedido, él lo primero que hizo fue preguntar por su amigo Juan, ya que quería pasar un rato con él después de todo lo sucedido.

Cuando llegó el recreo Raúl  y Pedro salieron a sentarse en el mismo banco que todos los días, pero muchos chicos de todo el instituto estaban allí para hablar con ellos, y que les contaran la hazaña de la pelea, sin embargo, Juan y sus amigos ya habían vuelto al colegio, y el castigo que tuvieron no era el que merecían, ya que cuando llegaron y vieron a todo el mundo con Raúl y Pedro se sintió muy celoso, y empezó a  idear un plan definitivo para conseguir que Pedro abandonara también ese colegio.

Toda la plantilla directiva del colegio, mandaron llamar a Juan y sus amigos y a Pedro y Raúl, cuando todos estaban en la sala de estudios empezaron a hablar sobre lo sucedido y Juan y sus amigos se echaron a llorar para disimular y parecer las víctimas, la directora fue comprensible con ellos y todo quedó en una advertencia y un pequeño castigo que consistía en ir por las tardes al colegio a hacer los deberes.

niños jugando

Cuando la madre de Pedro se entero de lo sucedido, se le vino el mundo encima ya que en este colegio también maltrataban y acosaban a su hijo pero era un poco diferente, ahora tenía un amigo, Raúl, fueron a verlo a casa madre e hijo, y le llevaron un regalo precioso por todo lo que estaba haciendo por Pedro.

Aquella tarde Pedro y Raúl, y sus respectivas madres pasaron una tarde de lo más entretenida y casi olvidaron el problema que tenían…

Raúl se pelea (11).


Juan se acercaba cada vez más y Pedro se empezaba a poner nervioso pero su amigo trato de calmarlo y le dijo que no pasaba nada que seguro que no quería nada. Entonces se acerco Juan con sus amigos y le preguntó a Pedro: – ¿me has traído los deberes?, éste le contestó que si y seguidamente se los dio. Cuando parecía que todo había pasado Juan se fijó que Pedro tenía un pastel en la mano y como su afán era hacerle la vida imposible a Pedro se lo quitó y lo tiró al suelo y deshizo todo entero. Entonces Raúl se cogió tal mosqueo por lo que éste había hecho que se abalanzó sobre él e iniciaron una brutal pelea en la que acabo con Raúl ingresado en el hospital ya que le pegaron, no sólo Juan, sino también todos sus amigos. Todo quedó en un susto ya que fue más el mareo de los golpes que otra cosa y esa misma tarde le dieron el alta médica. Todos ellos fueron expulsados tres días inmediatamente del colegio por la gravedad de lo que habían hecho. Por fin Pedro se libraría tres días de hacerle los ejercicios a Juan.

Esas tres tardes se dedicaría a llevarle los ejercicios y deberes que habían hecho a Raúl ya que éste tendría que estar una semana en casa en reposo. La primera tarde, Pedro no sólo le llevó los deberes sino un regalo por haberle defendió aquel día. Su regalo era un pastel de chocolate igual al que le había regalado por su cumpleaños. Estuvieron todas las tardes jugando a la videoconsola hasta que Raúl se recuperó y puedo volver a clase antes de lo esperado ya que solo estuvo tres días en casa y el médico le dijo que podía incorporarse de nuevo a las clases. Al día siguiente Raúl llegó al colegio y…

FUENTES:  imagen

El cumple de Pedro (10)


Cuando Pedro y su madre llegaron a casa, Pedro se encontró con que su padre le tenía un regalo preparado ya que al día siguiente era su cumpleaños. Pedro estaba ansioso por ver su regalo pero su padre le decía que se lo daría después de la cena.

Pedro comió rapidísimo, para ver que era el regalo de su padre, pero su ansia por verlo, hizo que la comida le sentara mal y le provocó un dolor de barriga muy grave. Después de haber ido al baño un par de veces a vomitar, el padre decidió darle el regalo y mandarlo a dormir, ya que necesitaba descansar.

regalo

El regalo del padre, la PSP, gustó tanto a Pedro que estuvo jugando con ella casi toda la noche, y claro, el no haber dormido nada, acompañado de un dolor de barriga hizo que Pedro se levantará muy malo, y su madre le dijo que no iría al colegio. A todos los niños les gusta quedarse en casa, pero Pedro no lo vio así ya que pensaba que al no ir a clase, no le daría los ejercicios a Juan y este le pegaría.

Así que como era su cumpleaños Pedro pidió permiso a su madre para ir al instituto, y así poder celebrarlo con sus “amigos”.

Cuando Pedro llegó al instituto, su amigo Raúl le estaba esperando en la puerta con un regalo, lo que puso muy contento a Pedro porque no se lo esperaba, ni siquiera lo imaginaba, asi que extrañado e ilusionado, Pedro abrió el regalo y su sorpresa fue aún mayor cuando vio que el regalo ya que era un gran pastel de chocolate, pero en tan bello momento vio como Juan se dirigía hacia él con sus amigos…

De compras en el centro comercial(9).


Pedro y su madre llegaron al centro comercial y se tiraron un montón de tiempo buscando aparcamiento ya que ese día estaba lleno de gente ya que empezaban las rebajas y valía todo más barato.

Pedro no había entrado nunca en ese centro comercial, solo lo había visto por fuera pero, aunque de lejos parecía muy pequeño, cuando entró por la puerta y vio lo enorme que era se quedo impresionado.

A la primera tienda que fueron fue a la de deportes ya que Pedro necesitaba un chándal porque los dos que tenía estaban viejos ya. Había muchos para elegir pero hubo uno que le impresionó a Pedro, lo que pasa que era muy caro y no se lo podía comprar su madre. Entonces Pedro se puso triste aunque él no protestaba nunca a su madre ni a nadie porque era una buena persona, entonces fue cuando su madre quiso hacer una excepción y comprarlo porque sabía que se lo merecía por lo bien que se estaba portando tanto en el colegio como en casa y, además estaba estudiando mucho y llevaba muy buenas notas.

Pedro, además, trajo unos ahorros que tenía porque quería comprarse la equipación de su equipo favorito, el Real Madrid. Una vez que se compró esa dos cosas fue a otra tienda para que se comprara unos pantalones su madre. Solo le quedaba por comprar un par de pantalones vaqueros y dos jerséis. Cuando terminó de comprarse la ropa fueron a tomarse un refresco para descansar un rato porque llevaban dos horas ya de compras. Después de tomar algo fueron a comprar cosas para comer y para la casa y se marchaban de vuelta para poder llegar a la hora de comer a casa que le estaría esperando su padre que acaba de llegar de trabajar.

FUENTES: Imagen

Una nueva tarde (8)


Pedro entró con Raúl de los primeros al estudio de grabación de nuevo y sentándose así en una de las primeras filas para tener lo más lejos posible a Juan, el cual entró de los últimos y no le quedo más remedio que sentarse en la ultima fila y estar apartado de Pedro toda la mañana.

Pero todo esto no acaba así, al terminar la excursión todos volvieron al autobús y regresaron al colegio una media hora antes de acabar las clases pero estuvieron en su aula hablando del día con su tutora, ella era la que había dejado ir a Juan y sus amigos a la excursión pero no se había olvidado de su mal comportamiento en clase del día anterior con lo cual todo no acabo así, fue a los únicos a los que puso ejercicios esa mañana.

Por fin al salir de clase Pedro volvía a casa cuando Juan lo paro para como no, darle sus ejercicios y este sin protestar los cogió y se los llevo a casa, el pensaba que a pesar de todo no había sido una mañana tan mala así que cuando llego a casa comió felizmente con sus padres y se puso a hacer los ejercicios de Juan, su madre se extraño de que llevara deberes ese día porque no habían estado en clase con lo cual le preguntó que porque traía deberes ese día y el contestó que no eran deberes solo que repasaba para un examen que tendrían dentro de poco, su madre se fue pensando que era cierto y muy contenta por ver lo aplicado que estaba.

A la tarde por su buen comportamiento la madre de Pedro decidió llevarlo a comprarse algo de ropa nueva que le hacia falta, así que merendaron y cogieron el coche y se fueron al centro comercial.(…)

Fuente: imagen.

Día en el estudio (7)


Pedro y Raúl se sentaron juntos en el autobús. Pedro estaba muy contento, al igual que su amigo, Raúl. Cuando ya estaban casi todos sentados en el autobús, aparecieron Juan y sus amigos. Estos, como de costumbre, entraron gritando, y echaron a Pedro y a su amigo de los sitios de atrás. Pedro y Raúl, se movieron a otros asientos asintiendo y callados como siempre.

Cuando por fin llegaron al estudio de grabación, todos los alumnos se dispusieron en fila a entrar poco a poco. Pedro estaba muy emocionado.

Primero, los profesores les explicaron brevemente las normas que tenían que cumplir dentro del estudio. Lo más importante era que tuvieran un comportamiento ejemplar así como un completo silencio. Además también les advirtieron que no podían ni comer ni beber durante la grabación, solo durante el descanso.

Cuando entraron, algunos monitores les explicaron también las normas que tenían que cumplir durante la grabación. A Pedro y a Raú les quedó completamente claro todo, pero no a Juan y sus amigos.

Cuando el grupo de música comenzó a ser entrevistado todo el mundo estaba en completo silencio. Pero a Pedro no le hacía mucha gracia que Juan y sus amigos estuviesen detrás de él, es decir, no se fiaba.

Después de que el grupo de música fue entrevistado, cantaron una canción bastante realista, en la cual Pedro se veía identificado. Así, mientras el grupo de música estaba cantando, Juan empezó a tirarle papelitos a Pedro. Pedro se giró, y vio que Juan le miraba cerrando el puño fuertemente, por lo que Pedro canteó su cara para no meterse en problemas.

Cuando se terminó la actuación del grupo de música, todos salieron fuera a comer. Pedro se comió rápidamente el bocadillo que le había preparado su madre, al igual que su amigo. Pero Pedro, por dentro se sentía igualmente angustiado por sus malos compañeros de clase. (…)

Fuentes: Imagen

Excursión al Estudio de Grabación (6)


Entonces Pedro pensó que lo mismo, si se iba a otro lugar, no tendría un amigo que le apoyase como le apoya Rául, y que habría pandillas como la de Juan y sus amigos y se meterían con él. Decidió decirle a su padre cuando llegara del colegio que estaba muy a gusto en esta ciudad por fin había conseguido un amigo.

Entraron en el colegio, les tocaba música, y el profesor les dijo que si se portaban bien esa hora les daba una buena noticia al final de la clase. Pedro se comportó muy bien en clase, como hace en todas, y al igual que casi todos los demás compañeros, menos Juan y sus amiguitos que eran los típicos revoltosos de la clase que se sentaban en la última fila. Entonces el profesor les contó la noticia, que era un día de excursión a un estudio de grabación. Todos se pusieron contentos ya que les hacía mucha ilusión pero, como Juan y sus amigos no se comportaron bien, el profesor decidió que no fueran, así aprenderían a comportarse bien en clase de ahí en adelante. La excursión sería al día siguiente durante toda la mañana, así que perderían todas las clases y no tendrían deberes que hacer para el próximo día de clase. Pedro se estaba imaginando lo bien que se lo pasaría de excursión con la clase acompañado de su único amigo y sin gente que le molestara y se le puso una cara de felicidad que estuvo sonriendo todo el día.

 Al mediodía, Pedro llegó a su casa y tenía su comida preferida para comer, macarrones con tomate, y se los comió todos incluso repitió, entonces su madre le preguntó que porque tenía tanta hambre y Pedro le contestó que porque le habían dado una noticia tan buena como la de la excursión que le había abierto mucho apetito. Terminó de comer y se marchó a la habitación a adelantar unos ejercicios atrasados que tenía para que se le pasará el día enseguida y que llegara el día de la excursión.(…)

FUENTES: IMAGEN

Una nueva noticia (5)


Cuando Pedro llegó a casa se planteó seriamente lo que Raúl le había planteado pero él pensó que era una idea un tanto estúpida porque no adelantarían nada en cuanto a la situación en la que se encontraba, por lo tanto, se olvido de lo ocurrido y por la tarde hizo sus ejercicios y los de Juan, con lo que termino muy tarde de hacerlos y no tuvo tiempo de salir ni un rato a la calle y su madre le preguntó que como había estado tan atareado a lo cual contestó que porque la profesora de matemáticas les había mandado muchos ejercicios porque la clase estaba alborotada.

En la hora de cenar el padre de Pedro estuvo hablando de que había encontrado un trabajo mejor y que probablemente tuvieran que cambiar de ciudad para vivir, entonces Pedro cambió su cara triste por una de felicidad, solo de pensar que aquel infierno podría pasar en poco tiempo le hacía ser el niño más feliz, pero esto solo era una posibilidad no había nada seguro en ese contrato de trabajo aún. Por lo menos Pedro esa noche consiguió irse a la cama con una sonrisa en la cara, cosa que no hacía desde las vacaciones de verano.

A la mañana siguiente Pedro montó en el autobús y lo hizo justo detrás del asiento de la cuidadora por miedo a que pasase algo de nuevo, su acto impidió que Juan y sus amigos se metieran con él en el autobús escolar, nada más bajarse le esperaba Raúl que le preguntó sobre su decisión y le contó que no haría nada porque quizás se fuera  a vivir a otro lugar, Raúl un tanto enfadado no reaccionó bien pero entendió que si su amigo se iba del colegio seria lo mejor para acabar con toda esa pesadilla que estaba viviendo. (…)